Ninguna relación es un fracaso. De todas aprendemos algo

Ojalá todo saliera como uno lo planea en la vida, en el momento exacto y preciso. Pero, sería muy ficticio. Todo sucede por razones que quizás olvidemos. Vienen y se van y no nos preocupamos ni ocupamos de buscar o comprender los motivos. Pero, ninguna relación es un fracaso.

Quizás también te pueda interesar leer: 14 frases graciosas y reales acerca de las relaciones amorosas

¿Por qué no debemos renegar de las relaciones que tuvimos y la que tenemos?

Las personas se convierten en el reflejo de sus experiencias. Quienes forjan su carácter y transforman la manera de ver la vida. En definitiva, si nos identificamos con las actitudes que no nos gustan de nuestra pareja, sin buscar la razón en nuestro interior, la relación no será gratificante.

Sin embargo, ninguna relación es errónea. De todas aprendemos algo. La pareja no viene con bombos y platillos como algo maravilloso, es un individuo como nosotros que lleva una vida e intenta construir algo que le proporcione felicidad, tranquilidad y seguridad. No llegará a nuestra vida solo para acabar con nuestra soledad, sino para formar una familia, mejorar el presupuesto o, bien, darnos problemas.

Siempre veremos defectos en nuestra pareja, pero eso no significa que la relación es un fracaso, la pareja es un regalo, una oportunidad para aprender, crecer y ser mejores personas.

Agradece cada una de las relaciones que has tenido en tu vida, porque eres quien eres todo y gracias a ellas, aunque algunas no hayan hecho sufrir.

Amate a ti mismo y ama tu pareja. Dense una oportunidad para ser felices con sus defectos y virtudes.

Ya sabes, ninguna relación es un fracaso. Coméntanos ¿Qué has aprendido de las relaciones que has tenido?

Original