Vivir juntos antes del casamiento, ¿por qué sí y por qué no?