Lo amé hasta que mi dignidad dijo basta y todo terminó

Todos amamos de diferentes maneras, unos lo hacen demostrándolo todo el tiempo y otros son más ensimismados. Algunos tienen un amor adulto, otros más infantil. Tuve la mala suerte de encontrar un hombre al que amé con locura pero se aprovechó de mi. Como me siento una persona íntegra que da todo pero a su vez se respeta a si misma lo amé hasta que mi dignidad dijo basta.

Qué tiene que ver la dignidad con el amor

dignidad

La respuesta es bien simple. La dignidad es igual al respeto. El respeto es la base de cualquier relación sólida y si no existe se pierde cualquier sentido. Por lo tanto, si la dignidad nos dice “hasta acá llegamos” es cuestión de escucharla.

Lo que tuve que soportar no tiene nombre…la falta de respeto fue la base de nuestra relación. Sentir el mal trato psicológico hizo mella en mi y esto dio rienda suelta para que él tomara el timón de la relación sin permitirme elegir ni decir nada.

Fue una época bastante oscura en mi vida, pero algo vino a salvarme…mi dignidad. Resulta que no logró doblegar del todo mi ser y no pudo someterme a sus caprichos. Lo amé si…pero me amo más a mi misma como para perder la autoestima en pos de una relación que no tenía ningún futuro.

dignidad

Tienes que leer: Es probable que tú y yo no seamos el amor correcto

Un consejo que te puedo dar es que si sientes que algo no está bien en tu relación o crees que él se toma más atribuciones de las que realmente tiene, le hagas caso a tu instinto, ¡mantén la dignidad siempre en alto! ¡Eres una mujer que vale mucho!

Deja que se quede solo con sus maltratos y humillaciones…el amor verdadero no hace nada de eso. Me costó comprenderlo pero al final creo que tuve la razón.

Lo dejé y encontré una nueva oportunidad en un hombre que me valora por lo que soy.

Comparte el artículo en las redes sociales.

Original