5 trenzas súper fáciles para estar siempre bien

Seguro te ha sucedido muchas veces: te despiertas, tienes que salir enseguida y tu pelo está indomable. Con este artículo, tendrás cinco trenzas súper fáciles de hacer que te rescatarán de ese apuro y vas a estar siempre bien con ellas, sin importar cuán imposible estaba tu cabello ese día, nadie se va a enterar.

Trenza de lado o lateral

5-trenzas-súper-fáciles-para-estar-siempre-bien-foto-1-trenza-de-lado

Esta es una trenza súper fácil de hacer, y verás que vas a estar siempre bien. Traza una profunda raya de lado. Harás tu trenza del lado donde ha quedado más pelo. Empieza por dividir tres mechones y trenzarlos como siempre. Ve añadiendo a cada uno un poco de cabello recogido de los costados, como haces con la trenza francesa. Cuando llegues a la parte inferior de la oreja empieza a tomar mechones de cabello de las partes más alejadas de la cabeza, así queda toda tu cabellera unida en la trenza. Cuando tengas todo el cabello sujeto, continúa la trenza hasta abajo y átala con una gomita. Puedes darle un estilo más descontracturado tirando un poquito con tus dedos de los mechones que la forman.

Diadema de trenza

Este peinado con una diadema hecha de trenzas queda muy bonito y aunque parece elaborado, es súper fácil de hacer. Es adecuado para ir a trabajar, a la escuela, o hasta para la noche, si lo combinas con el maquillaje correcto, con esta diadema vas a estar siempre bien arreglada y bella con un estilo simple y relajado.

5-trenzas-súper-fáciles-para-estar-siempre-bien-foto-2-diadema-de-trenzas

Corona o cascada de trenza

Toma un mechón cercano a la oreja. Procura que sea largo, pero no muy grueso, porque no quedará linda la trenza. Deja este mechón bien separado del resto del cabello y trénzalo en dirección a la otra oreja. Repite el proceso con un mechón tomado de la oreja opuesta, de modo que tengas una trenza proveniente de cada lado. Cuando termines sujeta las dos trenzas con horquillas, escondiéndolas detrás de las orejas. Con tus dedos ve aflojando el cabello más cercano a la cara para que no se vea demasiado estirado, sino bien relajado.

Traza una raya al medio y dale volumen a la parte de atrás de tu cabello peinando hacia abajo con un cepillo. Esto es para que quede un poco levantado el pelo a la altura de la coronilla.

5-trenzas-súper-fáciles-para-estar-siempre-bien-foto-3-corona-de-trenzas

Para hacer la trenza: toma un mechón de un costado. No debe ser ni muy grueso, ni demasiado fino. Divídelo en tres y ve trenzándolo hacia atrás, pero en el camino toma pequeños mechones sueltos del lado superior de la trenza y añádelos. Cuando termines, desarma un poco cada mechón con los dedos para que se vea más ancha y suelta. Sujétala y repite lo mismo del otro lado. Por último, sujeta a las dos atrás con horquillas. Será un peinado relajado pero muy lindo a la vez, con el que vas a estar siempre bien.

Trenzas en rodete

5-trenzas-súper-fáciles-para-estar-siempre-bien-foto-4-trenzas-en-rodete

Un recogido con trenzas súper fácil que se ve fantástico es el de los rodetes hechos con trenzas. Además, tiene infinitas variantes. Puedes hacer el rodete en la parte alta de tu cabeza, en la parte baja, uno, dos o tres rodetes, ¡como más te guste! Esta vez haremos dos rodetes en la parte de abajo. Es súper fácil: peina y desenreda bien tu cabello, haz una línea en el medio, divídelo en dos partes y átalo con colitas. Trenza ambas partes con una trenza simple. Ciérralas con banditas también. Enrolla cada trenza prolijamente, como cuando haces un rodete. Sujétala con horquillas.

Trenza espigada con torzada a un lado

5-trenzas-súper-fáciles-para-estar-siempre-bien-foto-5-trenza-espigada-con-torzada-de-lado

Esta trenza en verdad es súper fácil, te llevará menos de diez minutos hacerla y estarás radiante todo el día.
Haz una raya al costado con tu pelo. Dale un poco de volumen a la coronilla: levanta un mechón grande y cepíllalo hacia abajo para que se infle. Ahora puedes empezar a hacer un torzada. Toma un mechón de pelo de la parte superior y con tus dedos tíralo hacia atrás de manera que quede suelto. Sujétalo con tus dedos y toma un mechón de más abajo. Únelo al primero con un simple giro que lo aleje de tu rostro. Hazlo tres veces. Se verá como tres grandes torzadas muy sueltas. Sujétalo con una horquilla. Pon otra horquilla en la parte de arriba de la torzada para que se quede firme. Toma la parte suelta que quedó de la torzada y separa todo el resto del pelo para que no te moleste. Haz con ese cabello una trenza espigada. Puedes ver aquí cómo.